fbpx Skip to main content
search

Sin duda, el mundo de la fotografía puede ser algo maravilloso y puedes quedar fácilmente enamorado de ella con tan solo poner tu ojo tras el lente y detener el tiempo en una foto. Una vez que te introduces a este universo, conseguir tu identidad como fotógrafo no es algo fácil, sin embargo, aquí puedes ver algunos tipos de fotografía que te pueden ayudar a encontrar tu norte entre tantas ramas y géneros que las imágenes tienen para ti.

Foto: Estudiante Héctor Gómez

Fotografía publicitaria: a diferencia de otras, la fotografía publicitaria no se basa en una realidad sino que más bien, construye realidades posibles, pues su único fin es convencer, persuadir al espectador e incluso puede llegar a influir en sus ideas sobre el producto mostrado. Usualmente sigue las tendencias que imponen la moda y el cine, el uso de lentes o tendencias de color pues su mayor finalidad es que las fotografías le resulten atractivas al consumidor.

Foto: Estudiante Carlos Durán

Fotografía documental: uno de los primeros pioneros de este tipo de fotografía fue John Thompson quien documentó cómo era la vida en las calles de Londres, pues a diferencia de la anterior, este tipo de fotografía intenta retratar la realidad, esto por supuesto, incluye a cada personaje (animado o inanimado) que pertenezca a dicha realidad como, por ejemplo: animales, bosques, ríos, y todo aquello que pueda generar una emoción en el espectador cuando de experiencias e intereses universales se trata.

Foto: Estudiante Oriellys Simanca

Fotografía artística: en ella se plasma la intención subjetiva del fotógrafo más que la simple realidad de la vida. Se trata de capturar lo que el fotógrafo percibe de forma artística, pero ojo, no es crear el arte, es usar la fotografía como puente para darle vida a algo que únicamente vive en la mente de aquel que está tras la cámara y esto precisamente es lo que la convierte en uno de los tipos de fotografía más llamativo e interesante.

Foto: Estudiante Germán Pérez

Fotografía de modas: esta fotografía tuvo sus inicios en 1830 como un género dedicado a realzar ropa, cosméticos, joyería, entre muchos otros artículos que están directamente relacionados con la moda. Sin embargo, a través del tiempo este tipo de fotografía ha ido complementado las prendas de ropa y el maquillaje con historias y contextos exóticos que le dan a la fotografía un estilo más potente.

Foto: Estudante Paula Urtado

Fotografía de retrato: este tipo de fotografía reúne toda una serie de iniciativas artísticas que se basan en la idea de retratar y recalcar las cualidades tanto físicas como morales de las personas. A través del tiempo este género ha sido uno de los más destacados, pues no cualquiera parece tener el ojo fotográfico para lograr darle a las sonrisas, los gestos y los detalles un espacio tan apropiado y definido como lo es el retrato.

Foto: Estudiante Daniel Jaramillo

Fotografía de paisaje: ha sido conocida como uno de los motores de la fotografía, pues permite retratar la belleza de la naturaleza en su puro esplendor, bien sea una vista urbana o una rural. Inició con los llamados paisajes muertos, que eran lugares deshabitados donde se plasmaban las capacidades técnicas de la época, sin embargo, esta fotografía ha ido cambiando sus recursos y propuestas, añadiendo color y distintos tipos de planos que abarcan y experimentan de mejor forma el espacio.

Foto: Estudiante Nina Landazabal

Macrofotografía: en ella se manejan curiosidades del personaje fotografiado, jugando un poco con la realidad y acentuándole un estilo diferente al presente. Por ejemplo: la fotomacrografía de los ojos de una araña, en donde al ver la fotografía se percibe el tamaño del insecto muchas veces más grande, en donde se pierde el tamaño real del arácnido y le otorga un tamaño desproporcional. Es muy útil para el estudio científico.

Foto: Estudiante Steven Vargas

Fotografía nocturna: por difícil que parezca tomar fotos en la noche por la ausencia de luz, es precisamente esto lo que permite que aquel tipo de fotografía tenga su magia completa, las luces de los autos, la iluminación artificial de la ciudad, la brillante luz de la luna y las estrellas permite plasmar la magia de la noche en una imagen estática, pero con el potencial suficiente para despertar sensaciones.

Redacción por: Geraldín Guevara.

Cursos y Talleres de Cine y Fotografía

Más Información

¿Por qué estudiar con nosotros?

Conócenos