fbpx Skip to main content

¡Hey! Si eres fanático de la fotografía y estás buscando mejorar tus habilidades, tengo  justo lo que necesitas. En este blog te voy a enseñar los trucos básicos para ajustar tu cámara digital y, ¡mucho más! Así que prepárate para capturar las mejores imágenes con la configuración perfecta. ¡Comencemos!

 

Los ajustes básicos de la cámara digital son:

 

    • Modo de disparo: permite seleccionar el modo de disparo, ya sea manual o automático. En el modo manual, puedes controlar la apertura, el tiempo  de obturación, la sensibilidad ISO y el enfoque de la cámara. En el modo automático, la cámara se encarga de hacer los ajustes necesarios para obtener  una buena exposición.
    • Calidad: se refiere a la configuración que controla la compresión de la  imagen y la calidad de la imagen resultante. RAW: proporciona la mayor cantidad  de información posible en la imagen. JPEG: genera una imagen comprimida. Fine (Fino) / Normal (Normal): estos modos permiten controlar la cantidad de  compresión que se aplica a un archivo JPEG.
    • Balance de blancos: se utiliza para corregir la predominante de color  en la imagen, asegurando que los colores sean precisos y naturales. Los  diferentes tipos de luz tienen diferentes temperaturas de color, por lo que es  importante ajustar el balance de blancos según las condiciones de iluminación.
    • Sensibilidad ISO: determina la sensibilidad del sensor a la luz. Un valor ISO más alto permite tomar fotografías en condiciones de poca luz, pero  también puede introducir ruido o un efecto de granulado en la imagen.
    • Enfoque: determina qué parte de la imagen estará enfocada. Puede  ser ajustado automáticamente o manualmente dependiendo de la preferencia del  fotógrafo.
    • Apertura: controla la intensidad de luz que entra en la cámara, así  como la profundidad de campo. Una apertura grande permite que entre más luz,  pero resulta en una profundidad de campo más pequeña, mientras que una  apertura más pequeña limita la cantidad de luz, pero proporciona una profundidad  de campo más grande.
    • Tiempo de obturación: determina durante cuánto tiempo se abrirá el  obturador, permitiendo que entre mayor cantidad de luz. Un tiempo de obturación más corto permite capturar objetos en movimiento sin desenfoque, mientras que  un tiempo de obturación más largo provoca un barrido de desenfoque dando la  sensación de movimiento.

 

Ahora dejo algunos datos adicionales que también son importantes a la hora de ajustar tu cámara:

 

    • Modo de enfoque: controla cómo la cámara enfoca el sujeto. La  mayoría de las cámaras ofrecen diferentes modos de enfoque, como: enfoque  automático de un solo punto, enfoque automático de seguimiento, enfoque  automático continuo, enfoque manual, entre otros.
    • Modo de medición: determina cómo la cámara mide la luz en una  escena. Los modos de medición más comunes son: la medición puntual, la  medición parcial y la medición matricial. El manejo de este ajuste es  importantísimo pues del mismo depende una exposición correcta.
    • Modo de flash: controla cómo se utiliza el flash en la cámara. La  mayoría de las cámaras tienen diferentes modos de flash, como: flash automático,  flash manual, flash de relleno, flash de reducción de ojos rojos, así como primera  y segunda cortina.
    • Estabilización de imagen: ayuda a reducir el movimiento de la  cámara para obtener imágenes más nítidas. Hay dos tipos de estabilización de  imagen: estabilización óptica y estabilización digital.
    • Modo de disparo en ráfaga: permite tomar varias fotografías en  rápida sucesión. Es útil para capturar objetos en movimiento o para tomar varias  imágenes de una escena y después elegir la mejor.
    • Horquillado* de exposición: toma varias fotografías con diferentes  configuraciones de exposición. Es útil para asegurarse de que se obtiene la  exposición correcta o para combinar varias imágenes en una sola y así crear una  imagen de alto rango dinámico (HDR).

¡Oye! Si quieres sacarle el mayor provecho a tu cámara digital, es importante que le  prestes mucha atención a cómo ajustarla. Pero debes tener en cuenta que cada cámara es un mundo y tiene sus propias opciones y ajustes.

Por eso, te recomiendo que le eches un vistazo al manual de usuario de tu cámara para que aprendas a manejarla al máximo. Así podrás descubrir todas las opciones para ajustar tu cámara con cada apartado que te menciono en este artículo y llevar tus fotos al siguiente nivel. ¡No pierdas la oportunidad de ser un gran fotógrafo!


Nota*

¿Qué es el horquillado de exposición y cómo se realiza?

El horquillado de exposición es una técnica que se utiliza en fotografía para obtener varias imágenes con diferentes configuraciones de exposición. Y como dijimos anteriormente es útil para asegurarte de que  obtienes la exposición correcta o para combinar varias imágenes en una sola creando una imagen HDR.

Para realizar el horquillado de exposición, es necesario ajustar tu cámara para tomar varias fotografías automáticamente con diferentes configuraciones de exposición.

 

La mayoría de las cámaras tienen una función de horquillado de exposición que permite ajustar la cantidad de imágenes que se  tomarán y el incremento entre ellas. Por ejemplo, se podría configurar para tomar tres imágenes, una con  la exposición correcta, otra sobreexpuesta y otra subexpuesta.

 

Para realizar el horquillado de exposición, se deben seguir los siguientes pasos:

 

    • Ajustar tu cámara para el horquillado de exposición: consulta el manual de usuario de tu  cámara para encontrar cómo activar el horquillado de exposición.
    • Seleccionar el número de tomas: decide cuántas tomas deseas realizar y ajusta el número de  imágenes en la configuración de la cámara.
    • Configurar la exposición: ajusta la exposición de la cámara para la primera toma. Asegúrate de  que la exposición esté configurada correctamente para la primera imagen.
    • Capturar las fotografías: presiona el botón del obturador para que la cámara capture las imágenes  de forma automática. La cámara obtendrá las tomas según la configuración establecida.
    • Combinar las imágenes: una vez que se han capturado las imágenes, puedes usar un software de  edición de imágenes para combinarlas en una sola y crear una imagen HDR o elegir la imagen  que tenga la exposición correcta.

El horquillado de exposición es una técnica muy útil para obtener imágenes con un contraste correcto, especialmente en situaciones de iluminación complicada, como por ejemplo en escenas de contraluz o  en condiciones de iluminación muy variable.

 

Profe Roberto Gil Sala