fbpx Skip to main content
search

La producción cinematográfica, esfuerzo, pasión, entrega y dedicación

Foto: CINEMAtreisy

La producción cinematográfica es mucho más que la simple grabación de una película, pese a que su nombre lleve a pensar que es solo la realización de un audiovisual, resulta complejo comprender el verdadero nivel de creación que tiene llevar a cabo una producción cinematográfica de calidad, con contenido valioso y que genere impacto.

Como toda creación, la producción cinematográfica también lleva un proceso que va guiado por una idea inicial. Sin embargo, el mundo del cine tiene la facilidad de tener las puertas abiertas a distintos campos a los cuales acudir para llevar a cabo sus producciones.

Las historias contadas por medio del audiovisual pueden estar sumergidas en contextos económicos, culturales, sociales, políticos, deportivos, entre muchos otros.

Es por ello, que en muchas ocasiones realizar una producción cinematográfica puede tomar algunos meses e incluso, en algunos casos, varios años.

Por supuesto, desarrollar cada una de las etapas del rodaje toma tiempo, si se quiere lograr un buen producto se debe hacer con el cuidado y la dedicación que ello requiere.

Pero, veamos entonces cuales son las etapas de la producción cinematográfica, sus utilidades y principales retos que podrías ir enfrentando si quieres desarrollarte en el mundo del cine.

Desarrollo: Como todo en la vida, iniciar un proyecto puede resultar la parte más difícil para pasar al otro lado, y el cine, no es la excepción.

En esta etapa el realizador audiovisual debe documentarse, conseguir la financiación para su producción, buscar los posibles sitios de grabación, encontrar escenarios clave para el desarrollo de la historia y escribir un guion que servirá como mapa de ubicación para el resto de la creación de la producción cinematográfica.

Después de tener todo lo anterior perfectamente organizado, se debe conocer el público al que se dirige, apoyándose con un plan de marketing.

Pre-producción: En esta etapa ya empiezan a tomar forma tangible todas las ideas recaudadas y organizadas en la primera etapa.

En esta pre-producción se inicia realizando un casting que te permita encontrar los actores y actrices ideales, tanto principales como secundarios. Luego se deben fijar los sets de grabación, los cuales debieron quedar totalmente aprobados y listos para su uso, en la etapa uno.

A partir de allí, otras personas empezarán a sumarse al proyecto con cargos como: director y asistente de dirección, productor, artista de Storyboard, director de arte, director de reparto, director de fotografía, técnico de sonido, camarógrafos, entre algunos otros.

Producción: Este es el momento de la magia del rodaje, en donde la producción cinematográfica empieza a cobrar vida. La filmación es uno de los momentos en los que más se requiere trabajo pues las tomas que se hacen no se realizan pensando únicamente en la producción, sino que se hacen planeando que puedan servir como material de apoyo a la hora de post-producción.

Postproducción: Luego de tener el material de filmación listo, empieza la segunda parte de la magia. En la etapa de postproducción se organizan y moldean las tomas que se hicieron del producto, y se adecuan a lo planeado en el Storyboard poniendo la musicalización, agregando efectos especiales, mejoría de tonalidades, etc.

Distribución: Teniendo todo listo, viene una de las etapas más importantes: el lanzamiento. Debes buscar compradores, o patrocinadores que quieran adquirir tu producto cinematográfico.

Para, por último, sentir la satisfacción de saber que tu creación puede estar viajando por las pantallas de cientos o miles de personas en el mundo.

Así que, la producción cinematográfica no resulta pan comido, es una creación que requiere esfuerzo, pasión, entrega y dedicación. Lo que vendrá tras ello tendrás que averiguarlo tú mismo.

 

Redacción: Geraldin Guevara

Cursos y Talleres de Cine y Fotografía

Más Información

¿Por qué estudiar con nosotros?

Conócenos